BUSCAR PROPIEDAD

Búsqueda avanzada

País:
Estado / Departamento:
Ciudad:
Zona:
Tipo de Imueble:
Tipo de Negocio:
Rango Precio:
Estado Propiedad:
SUNARP
CÁMARA DE COMERCIO Y PRODUCCIÓN DE LA LIBERTAD
SUNAT
INDECOPI
LA INDUSTRIA DE TRUJILLO

¿ES JUSTIFICADO EL INCREMENTO DEL PASAJE URBANO?

Si tendríamos que justificar el alza de pasajes del servicio urbano en Trujillo,  probablemente el atisbo de respuesta la podríamos encontrar en el ISC (Impuesto Selectivo al Consumidor).

Como trabajador independiente, que uso el servicio para trasladarme de un punto a otro dentro de la ciudad,  he notado que el precio de los pasajes se ha incrementado al 40 y 50% a tan sólo a unos días de que el gobierno anunciara la subida del  ISC para los combustibles, entre otros productos.

Este incremento de pasajes nos ha cogido desprevenidos ya que desde el año 2012 no nos generaba malestar el transporte urbano cuando subió de 0.80 a 1.0 (sol). En mi caso, diariamente utilizo el servicio urbano por lo menos unas cuatro veces como mínimo (dos de ida y dos de vuelta. Mañana y tarde), con un promedio de gastos diarios de diez soles. Esto es debido a que estando en un punto de la ciudad tengo que trasladarme a otro dentro de la misma para realizar gestiones propias de mi actividad como asesor inmobiliario.

Es así que mi gasto personal mensual promedio en el servicio urbano es de S/.325. (sin contabilizar el de mi familia; somos cuatro integrantes). Pero si consideramos el incremento al 50%, que es un hecho, gastaría S/.487.50 que es más del 50% de la Remuneración Mínima Vital (RMV) dirigida al transporte urbano. Esto sorprende en gran manera por que la RMV acaba de ser incrementada y ya tiene un gasto asegurado por transporte que es sustraído directamente de este, que tanto nos alegraba.

Traigo a colación este argumento porque todos los que trabajan o estudian tienen que trasladarse desde su casa al lugar donde laboran o institución de estudios,  siempre que halla una distancia entre ellos y se requiera prontitud.

En definitiva, esta subida de precio en el transporte, perjudica a todas las familias que tienen que pagar contra su voluntad al transportista  o cobrador del micro, quién de modo prepotente (alzando la voz) reclaman, exigen la nueva tarifa que ellos la han impuesto, previo acuerdo de precios.

Algunos dirán: "Aquí no ha habido concertación de precios, cada empresa es libre de colocar el precio que ha estimado conveniente".  Déjame contarte que tan sólo bastó unos días de plazo para que por coincidencia casi todas las empresas colocaran como nueva tarifa vigente el 21 de mayo del 2018.

Para coincidencia, todas incrementaron su precio al 50% y otros lo adecuaron al 40% es decir a S/.1.40 para no ser percibido como una concertación, ya que saben que esa práctica al ser descubierta por INDECOPI puede conllevar a una multa y por ende a una sanción administrativa.

Pero la pregunta que puedo hacerme con sinceridad es: ¿ Cómo afecta este incremento a las personas cuyo nivel de ingresos es mucho menor que el mio y que están obligados a usar el servicio? La respuesta puede ser obvia y agobiante. Si es trabajador necesita forzosamente cuatro pasajes equivalente a seis soles diarios, que representa un poco más del 15% de su RMV. Si son cinco los integrantes en la familia con hijos en edad escolar pueden tener un egreso mensual en pasajes de S/.384. que representa un poco más del 40% de su RMV, que desde ya es excesivo y arbitrario.

Lo curioso es que si quisiéramos darle la razón al transportista tendríamos que valorar el incremento del precio del combustible y otros conexos para generarle cierta proporcionalidad. De ahí que la pregunta puede ser: ¿Subió el combustible del 40 al 50%? y si no fue así ... ¿porqué lo hicieron?

Resulta que el ISC subió, pero no en la proporcionalidad que exigen. Lo que se reporta en números sobre el incremento del ISC es de S/.0.30 por galón, según Gestión (23/05/18). Aunque otros reportes le dan como incremento a S/.0.40 por galón.

En los peruanos se percibió la aplicación del impuesto para el combustible (ISC) como un incremento  sobrio, sin considerar las consecuencias que traería consigo en la mente del transportista liberteño.  Lo ideal habría sido un incremento de S/.0.20 al pasaje habitual, que desde ya representaría el 20% de incremento, un poco alto pero manejable. Pero subir al 50% es desatinado y escandaloso. Además atenta en el bienestar familiar,  ya que todos los días, las personas que usan el servicio tienen que lidiar con los transportistas cuando cobran el pasaje. 

Alguien ligado al estado debería velar por el normal desenvolvimiento de los ciudadanos en cuanto a transporte urbano. ¡No hay quien lo haga!. No se ha institucionalizado un órgano estatal para reclamar, ni hay mecanismos de reclamos que auguren un salvamento ante una antojadiza alza de precios por parte del transportista  y que no guarda proporcionalidad con el incremento que le dio origen.

Si notamos, los servicios tienen un ente regulador que en cierta forma canalizan nuestros reclamos. Quién canaliza los reclamos de incremento del pasaje del transporte urbano? Hay una respuesta para esta pregunta? Seguramente, imaginaste igual que yo, que el  ministerio de transportes, la Municipalidad, INDECOPI, o Defensoría del Pueblo podrían ser una de las instituciones encargadas a quien se puede recurrir para este menester, craso error.  (Yo también hice mi denuncia para tal fin y me di cuenta que no era el único). Sin embargo son las que pueden acoger nuestro malestar por este servicio pero no son  las que  resuelven. De ser así, ya la habrían solucionado... no te parece? 

Es por esa razón que la Municipalidad Provincial de Trujillo por medio de la comisión de transportes, el ministerio de Transportes, Defensoría del pueblo, han sido las instituciones que han funcionado como mediadoras de los usuarios y han logrado acuerdos expectantes pero aún incipientes de regulación de precios. Por lo que diariamente tendremos una reñida lucha con el transportista. 

Por cierto, algunos pagarán el precio por temor a ser avergonzados en el reclamo y evitar riñas, más no por que estén de acuerdo. Otros se resistirán a hacerlo y seguirá la lucha, la tensión y prepotencia que te genera cada vez que uses el servicio. Las autoridades deberían seguir de cerca este problema porque está latente y  tiene para rato conciliar a fin de evitar posibles enfrentamientos entre un cobrador  o chofer violento y un efusivo usuario del servicio. 

ALGUNAS IDEAS SUELTAS:

-Dicen que el transporte urbano no está considerado como servicio público. Esto es cierto?

-Algunos transportistas han publicado al lado de su tarifario que están amparados en el decreto legislativo N° 651, del 24 de julio de 1991, (gobierno de Fujimori, siendo ministro de transportes Jaime Yoshiyama Tanaka) en la que se establece la libre competencia en las tarifas del servicio de transporte del servicio urbano e inter-urbano de pasajeros en todo el país.

El DL 651, para algunos transportistas es la base legal de su incremento, ya que saben que no guarda relación (50% de incremento en el pasaje urbano) con el del ISC.

Probablemente, haya más por analizar a respecto, pero desde ya se pide mesura en el transportista y hacer una reflexión sobre ese reajuste de precios que perjudica a miles de personas porque vemos cómo se va recortando el  presupuesto familiar que estuvo destinado para alimentación y otros fines sin que sea repuesto posteriormente. 

Compartir en:
SÍGUENOS EN:
Facebook