BUSCAR PROPIEDAD

Búsqueda avanzada

País:
Estado / Departamento:
Ciudad:
Zona:
Tipo de Imueble:
Tipo de Negocio:
Rango Precio:
Estado Propiedad:
SUNARP
CÁMARA DE COMERCIO Y PRODUCCIÓN DE LA LIBERTAD
SUNAT
INDECOPI
LA INDUSTRIA DE TRUJILLO

COMO RECIBIR UNA MENSUALIDAD CON TU CASA

La venta de una casa en Trujillo, generó el interés de compra de un cliente que tenía 68 años de edad. Él, acudió al banco para solicitar un crédito hipotecario. El banco por intermedio de su analista, le comunicó que podía darle el crédito y que bastaba adjuntar la documentación de la propiedad para que se realice el evento.

Se entregaron todos los documentos a la entidad, hasta que saltó un impedimento de crédito. Por más que se hicieron todas las consultas en beneficio de la operación, la edad del comprador motivó la NO generación del préstamo.

De ahí que podríamos concluir que la edad de una persona en el Perú, es una limitante para un préstamo o crédito hipotecario. Si no me crees, te invito a hacerle preguntas a tu analista de crédito. Acude a cualquier entidad (Yo, tuve la experiencia con mi cliente en el Scotiabank) y te pondrán como pretexto la edad para no otorgarte el dinero, sea para ti u otros familiares comprendidos en la tercera edad. Te preguntarás… ¿Porque no le pueden dar dinero a personas de la tercera edad que desean comprar su casa o departamento en Trujillo?

El uso de la lógica en ese sentido es simple: Cada vez que cumples años alrededor de esta edad, te acercas al final de tus días y equivale al riesgo que correría el banco al prestarte lo que pides; porque estás más cerca de allá que de acá (Risas). Por tanto, necesitarás un aval o no te ayudarán en ese sentido. Debes entender que la edad, es tu restricción y de hecho a nivel legal toda una discriminación. (¡Puedes demandar!)

Hay quienes me consultaron, como asesor inmobiliario, que necesitaban dinero para un negocio que tenían a la vista y que no podían demostrar sus ingresos al banco; pero podrían poner una casa o un departamento como garantía. Ahí mismo les decía, que el negocio del banco no son las propiedades sino el flujo continuo de efectivo con un interés pactado, pero que esa deuda sería respaldada con un bien raíz. (Esa era mi respuesta).

Debo admitir que me equivoqué, al no advertir que el banco pueda darte dinero en efectivo mes a mes o en un solo acto. Resulta oportuno comentarte que me equivoqué, en la medida que el banco ahora sí puede, siempre que fueras propietario de una casa o departamento, aunque no demuestres liquidez y solvencia de pago como responsabilidad. ¡Me equivoqué y lo reconozco...!

Resulta, que cualquier propietario de vivienda puede solicitar al banco de su preferencia en la que se encuentre este producto financiero (Hipoteca Inversa), una cantidad de dinero mensual hasta sus últimos días, (fallecimiento) a modo de renta para que no tenga que pasar apuros de dinero y pueda vivir cómodamente. ¡Así como lo lees!

¡VAMOS¡, sigue el ritmo de mi razonamiento: ¿Cuántas veces hemos visto ancianos pidiendo caridad, limosna o vendiendo caramelos en las calles de Trujillo? Alguna vez te has preguntado si ¿son propietarios de casa o departamento? Lo más probable es que SÍ. ¿No crees que esta ley pueda beneficiar a este grupo de personas que trabajaron por el país, que pudieron ser tus padres, familiares o amigos de tus padres y que pasan por una situación insostenible en cuanto a su economía?  ¿No eres testigo acaso de hijos que se han desentendido de sus padres y se encuentran en estado de abandono?

Debo admitir que de eso trata La Hipoteca Inversa y tengo interés en compartirte cómo funciona, para qué sirve y qué puede hacer por ti este producto. (Ley N° 30741 con aprobación de su reglamento vía D.S Nº 202-2018-EF)

La hipoteca inversa fue creada en beneficio de personas de la tercera edad (mayores de 60 años), que no goza de una pensión de jubilación o le es insuficiente, PERO que son propietarios de casa o departamento donde viven. (No están restringidos los propietarios de otras edades.)

Según INEI (2017), del total de viviendas en el país, el 37.1% tiene un adulto mayor como miembro. Así mismo, del total de viviendas en el país, el 24.9% tienen como jefe de hogar a un adulto mayor; es decir un cuarto del total de viviendas están dirigidas por un adulto mayor, que podría ser lo mismo decir que son propietarios del lugar donde viven. De esta cifra, el 12% tienen su inmueble saneado legalmente, porcentaje que pueden ser beneficiarios de una hipoteca inversa en caso lo requieran. ¿Estamos…?

Entonces, toda persona que tiene una vivienda saneada y no tiene planeado dejar herencia, puede acudir al banco e hipotecar a cambio de una mensualidad, como si fuera una pensión por un determinado tiempo, que puede ser hasta el fallecimiento del titular o titulares registrales, que es garantizado con su inmueble, sin renunciar al uso, disfrute o titularidad. La casa o departamento en sí mismo garantiza el rembolso y no la capacidad financiera del titular.

Para que ocurra lo anterior, el propietario deberá firmar la hipoteca, asumir los gastos que demanden la escrituración donde se estipulen que el cliente o sus herederos tienen el derecho a pre pagar parcial o totalmente el préstamo, declarar a los herederos para que al momento del fallecimiento puedan ser notificados sobre la liquidación del crédito y el plazo para su cancelación, pagar la prima de seguro contra todo tipo de riesgo, cancelar los tributos relacionados con la vivienda, permanecer en la propiedad ya que se hace constar el periodo de ausencia so pretexto de anular la hipoteca.

El propietario también tiene la opción de pre pagar la deuda, parcial o totalmente. Así mismo los herederos pueden cancelar la deuda al fallecimiento del titular.

Por otro lado, el banco te asesora sobre el producto, hace tasar la propiedad, proyecta el valor futuro con una tasa de revaloración, origina la transferencia de la vivienda a su favor ya que deberá venderlo para cancelar la deuda. Se fija un plazo determinado y en caso se exceda, la aseguradora hará los pagos hasta que el titular o cónyuge fallezca.

Al fallecimiento, los herederos declarados podrán conservar la vivienda siempre que paguen la deuda, de lo contrario se daría la venta para recuperación de la inversión por parte del banco.

Visto desde este punto de vista, cabe resaltar que está en los bancos, cajas, cooperativas y empresas de seguros, instaurar este producto financiero como una opción de crédito que satisfaga la necesidad de miles de ancianos que contando con una casa o vivienda puedan hacer uso del fruto de su esfuerzo.

Queda también en las personas de la tercera edad, propietarios de viviendas saneadas legalmente, hacer uso de la hipoteca inversa previo estudio, recomendación y buen asesoramiento para tomar las mejores decisiones en función a la información que le brinde el sistema financiero y no pase desapercibida como el Leasing inmobiliario que a la fecha no tenido ninguna operación en el Perú.

Compartir en:
SÍGUENOS EN:
Facebook